1 imagen > 1000 palabras

1 imagen > 1000 palabras

1 imagen > 1000 palabras   Cuando se habla de imagen a nivel de comportamiento no verbal se dicen muchas incorrecciones, se generalizan ideas personales, se afirman efectos manipulativos o interpretativos que incluyen datos presentados como científicos sin respaldo de ningún estudio de rigor. En la imagen lo primero que tenemos es establecer un vínculo invisible entre lo que somos y si nuestra apariencia trasmite de forma coherente esa esencia, este es el eje que hace que estemos a gusto o trasmitamos nuestro malestar con nosotros mismos a quien nos rodea. Lo primero a tener en cuenta es que somos personas complejas que aunque mantenemos una raíz común tenemos diferentes presentaciones para cada ámbito que asumimos, es decir no somos iguales mientras jugamos con nuestro hijo que cuando estamos en una despedida de soltero, esto sucede porque cada rol exige una variación de nuestra personalidad. No siempre somos capaces de

Read more

Gestión del territorio (proxemia)

Gestión del territorio (proxemia)

Gestión del territorio (proxemia) Las personas olvidamos nuestra vertiente animal, pero es curioso ver en nuestros comportamientos evoluciones de lo que en su día carecía de componentes racionales y hoy aunque los tenga sigue indicándonos nuestra procedencia. La territorialidad esta muy presente en la naturaleza y en ocasiones no respetar lo que podríamos denominar ser un buen anfitrión puede provocar una respuesta de defensa violenta con resultados poco deseados. Por ejemplo, cuando hay una manada con cachorros las madres de estos se vuelven muy celosas de su protección, por lo que las aproximaciones a su territorio las siente como amenaza a sus pequeños y se pone en guardia, es decir preparadas para el ataque. La proxemia o proxémica estudia nuestra gestión del espacio e interacción con los elementos que se encuentran contenidos, es una evolución sofisticada de la defensa del territorio. El antropólogo Eduard T. Hall en 1963 hizo una gran

Read more

Dr. Jenkins y mr. Hyde, no hay dos sin tres

Dr. Jenkins y mr. Hyde, no hay dos sin tres

Dr. Jenkins y mr. Hyde, no hay dos sin tres   En principio son nuestros sentidos los que hacen un primer filtro de los estímulos a los que estamos expuestos y podemos encontrarnos con tres tipologías de respuesta: Fisiológica (automatizada), se ejecuta sin que aparentemente tengamos mucho control, por ejemplo ante una situación de miedo, varía la temperatura de algunas zonas de nuestro cuerpo, se modifica el ritmo cardiaco, manifestamos a nivel facial la emoción, alteramos las pautas respiratorias, etc. Emocional su ejecución es automática, pero se puede regular y controlar, en el caso del miedo,  sensaciones de pánico, temor, ansiedad, etc. son el resultado de creer que nuestra supervivencia está en riesgo y podemos reevaluarlas. Cognitiva (racional) se ejecuta en paralelo y pese a que intenta tener una base objetiva, está sometida a todos nuestros sesgos personales que parten de: Creencias personales (interpretación deformada) Estado (actitud, circunstancias, predisposición, condicionamiento) Deseos

Read more

Detección del engaño – métodos fisiológicos

Detección del engaño – métodos  fisiológicos

Detección del engaño – métodos  fisiológicos Además del análisis del comportamiento no verbal, test psicológicos,  grafología, etc. existen métodos fisiológicos que ofrecen diferentes resultados en la detección del engaño. Hay que decir que ninguno obtiene resultados superiores al 95% que es el nivel de confianza exigido a nivel científico. Cuando la mentira se une a un delito coge otra dimensión, en esos casos algunos de los métodos conocidos son aceptados como prueba forense en procesos judiciales, aunque al ser un campo en desarrollo no hay una uniformidad legal y dependiendo del país tienen un tipo de tratamiento diferente. Muchos de ellos son susceptibles al “ruido”, por ejemplo morderse la lengua, el dolor generado hace que las respuestas varíen y puede confundir o falsear la interpretación de resultados. También tomar ciertos fármacos depresores del sistema nervioso central como el diazepan provocan una respuesta muy monótona en la que es difícil apreciar

Read more